sábado, 21 de abril de 2018

Héctor Pablo da esperanza a familias que viven en abandono

El candidato de la coalición “Por México al Frente” recorrió la agencia de San Martín Mexicapan de la capital y recibió el respaldo de familias de escasos recursos

El candidato al Senado de la Coalición “Por México al Frente”, Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, se convirtió en la esperanza de las familias de escasos recursos que viven en el abandono, con carencias de servicios básicos y en un clima de inseguridad, en la agencia municipal de San Martín Mexicapan de la capital.

Rodeado de entusiastas jóvenes que lanzaban porras, el abanderado de los Partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), caminó por calles de tierra de la colonia “Estado de Oaxaca”, donde las personas salieron de sus casas para compartir sus problemas y necesidades.
La inseguridad que azota la zona y con la que mermado el poco patrimonio que tienen, la falta de agua potable, alumbrado, pavimento y energía eléctrica en los hogares, son situaciones que de manera cotidiana agobian a estas familias, que manifestaron vivir abandonadas porque “nunca alguien nos ha venido a visitar ni atender”.
Doña Juanita, conocida cocinera de comida típica de este lugar, manifestó que hacen falta créditos para los padres que tienen hijos con discapacidad y ofreció un caluroso abrazo a Héctor Pablo, por ser el candidato que enarbola un su proyecto social y por haber dado resultados concretos a favor de los ciudadanos con más necesidades.
En su caminata casa por casa, Héctor Pablo platicó con decenas de familias de manera personal, ante quienes dio esperanza de impulsar desde la senaduría, que los programas sociales se deberán aplicar como fueron diseñados, en beneficio del bolsillo de las familias.
Padres de familia, personas de la tercera edad, jóvenes y pequeños comerciantes se dijeron desencantados con los políticos, pero celebraron la visita de Ramírez Puga Leyva, a quien se comprometieron a respaldar en la elección del primero de julio.