viernes, 4 de mayo de 2018

Aumenta 37% el huachicoleo contra Pemex en primer trimestre.

La perforación ilegal de la red de ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) para el robo de combustibles se mantiene como uno de los principales problemas de la empresa, pues al cierre del primer trimestre del año ya alcanzó un incremento de 37 por ciento.

De acuerdo con el último reporte de Pemex, entre enero y marzo de este 2018, la empresa registró 3 mil 691 perforaciones ilegales, siendo éste el número más alto en la historia de la empresa para los primeros meses del año.

La cifra representa 987 tomas más, en comparación a las 2 mil 704 que se registraron en el mismo periodo del año pasado, lo que demuestra que a pesar de las estrategias que ha venido siguiendo la empresa, en conjunto con otras instituciones gubernamentales como la Secretaría de Hacienda, la Secretaría de la Defensa Nacional, así como la Policía Federal y autoridades locales no han sido suficientes para erradicar o disminuir esta tendencia delictiva.

De acuerdo con la petrolera nacional, el robo de hidrocarburos a su red de ductos le dejó en el último año una pérdida económica de 30 mil millones de pesos, lo cual afecta directamente a sus finanzas, pues además del robo de los hidrocarburos, la empresa debe gastar en la reparación de su infraestructura.
El reporte de Pemex, muestra que en total se registraron 3 mil 691 tomas clandestinas, 37 por ciento más que el año pasado, de las cuales, la mayor parte fue detectada en Puebla, con más de 517 perforaciones ilegales, lo que la coloca nuevamente en el estado con mayor incidencia delictiva contra la petrolera nacional.

Al cierre del primer trimestre, Hidalgo se convirtió en la segunda entidad con más tomas clandestinas con 455, toda vez que registró un aumento de 112 por ciento en comparación al mismo periodo de 2017.
Es importante mencionar que Guanajuato dejó de ser el estado número uno en tomas clandestinas, aunque se mantiene en el tercer sitio, ya que en el mencionado periodo reportó 415 tomas, cifra que reflejó una reducción de 10 por ciento en estos delitos, mientras que Veracruz se posicionó en el cuarto sitio con 381 perforaciones.

Otra de las entidades que en los primeros tres meses de este 2018, donde aumentó de manera significativa el número de tomas clandestinas fue Jalisco, ya que alcanzó 335 tomas, 139 por ciento más, mientras que el Estado de México subió 38 por ciento con 315 perforaciones.
Expertos del sector ya han asegurado que de continuar la problemática de tomas clandestinas y el robo de hidrocarburos, en el mediano y largo plazo generaría un aumento de 15 a 20 por ciento en el precio de los combustibles para los usuarios finales, ya que la seguridad podría representar para las empresas privadas hasta 30 por ciento de sus costos.

Actualmente, las pérdidas millonarias por los daños a la red de ductos y el robo de hidrocarburos, en su mayoría son absorbidas por Pemex, por lo que no se ve reflejado por completo en el precio de venta. Sin embargo, los particulares no podrán replicar dicho modelo, pues ello pondría en riesgo su rentabilidad.
Hace algunas semanas, el director de Petróleos Mexicanos, Carlos Alberto Treviño, mencionó que por estos delitos se había logrado detener a más de mil 600 personas y que se había despedido a 100 empleados de la petrolera.
ATACAN A EMPLEADOS PACHUCA.— Un saldo de tres trabajadores lesionados dejó una agresión que cometieron civiles con arma blanca en contra de personal de Pemex.

Los hechos ocurrieron en la comunidad de Santa Ana Ahuehuepan, de Tula, donde los trabajadores realizaban un recorrido por la zona, que es identificada como una de las que presenta alto índice de extracción ilegal de hidrocarburo.
Los empleados habrían sido interceptados por sujetos a bordo de al menos tres camionetas quienes arremetieron a machetazos en contra de los trabajadores.
Tras la agresión, los presuntos responsables emprendieron la huida del sitio.
Los lesionados fueron trasladados al hospital regional de Pemex, en Tula. Extraoficialmente se conoció que uno de los trabajadores fue diagnosticado delicado.
Excélsior