sábado, 16 de junio de 2018

Oaxaca en alerta AMARILLA por Carlotta

El Gobierno de Oaxaca a través de la Coordinación Estatal de Protección Civil, informa que la entidad ha pasado de alerta VERDE a AMARILLA en la zona suroeste por la tormenta tropical “Carlotta”, ubicada en costas de Guerrero.

La dependencia informa que la tormenta tropical “Carlotta” se localiza en este momento al sur de las costas de Guerrero, presenta desplazamiento lento hacia el noreste, favorece potencial de lluvias muy fuertes a puntuales intensas en los estados del centro, sur y sureste del país.

Por ello, se mantiene la zona de vigilancia desde Tecpan de Galeana, Guerrero, hasta Laguna de Chacahua, Oaxaca. 

La CEPCO indica que en la Costa de Oaxaca se mantienen activos 380 refugios temporales que están en condiciones de activarse en caso de requerirse.

Asimismo, personal de la dependencia se encuentra realizando recorridos ante estas tormentas que se presentarán de muy fuertes a puntuales intensas con vientos de 45 a 55 kilómetros por hora. Se recomienda extremar precauciones de circular por la zona costera.

R E C O M E N D A C I O N E S POR LLUVIAS

  • Extreme precauciones al transitar por brechas y caminos rurales ante baja visibilidad, terreno resbaladizo, posibles deslaves de sierras o avenidas súbitas de agua con material de arrastre.
  • Si hay riesgo de un deslave o rodamiento de piedras, desaloje inmediatamente.
  • No transite por zonas inundadas; ya que puede haber sumergidos cables con energía eléctrica, no se acerque a postes o cables de electricidad.
  • No intente cruzar cauces de ríos, arroyos, vados y zonas bajas porque puede ser arrastrado por el agua. • Si viaja en su vehículo, extreme precaución al desplazarse en carreteras especialmente en zonas de sierra y costa; así como en vados y brechas, debido a la presencia de vientos y lluvias, no se confíe del potencial y peso de su vehículo especialmente si es todo terreno.
  • No cruce puentes si el agua lo pasa por encima
  • No restablezca la energía eléctrica hasta que esté seguro de que no hay cortos circuitos. Si tiene duda sobre el estado de su casa, solicite el apoyo de las autoridades, mientras tanto no la utilice.
  • Aléjese de casas y muros en peligro de derrumbarse.
  • No tome líquidos ni alimentos que hayan estado en contacto con aguas contaminadas o anegadas; siga las indicaciones de sanidad que dicten las autoridades.
  • Evite que el agua quede estancada, ya que proliferan los mosquitos transmisores de enfermedades.
  • En caso de tormentas eléctricas procure no utilizar equipos eléctricos y electrónicos, si se encuentra en el exterior procure buscar refugio en alguna edificación, si está viajando quédese en el interior de su automóvil.

RECOMENDACIONES POR VIENTOS

  • Extreme precauciones ante presencia de vientos fuertes y ponga especial atención a construcciones de material endeble, así como posibles afectaciones en espectaculares y tendido eléctrico.
  • Extremar precauciones al tránsito vehicular en carreteras y caminos rurales, vados y puentes serranos, así como zonas urbanas, si es necesario buscar rutas alternas.
  • En caso de estar transitando por la calle, extreme precauciones ya que las ráfagas de viento pueden arrastrar o convertir objetos en proyectiles, busque refugio en casas y edificios de construcción sólida.
  • En su domicilio mantenga abiertas algunas de las ventanas (preferentemente a sotavento), y evita permanecer en habitaciones enfrentadas a la dirección de donde sopla el viento que tenga ventanales. Permanezca alejado de las ventanas y en caso de ser necesario puede protegerse debajo de muebles sólidos y pesados o escaleras interiores.


RECOMENDACIONES POR OLEAJE

  • Extremar precauciones a la navegación por la presencia de oleaje elevado, así como la realización de actividades turísticas, recreativas y comerciales en el mar y zona de playas.
  • Extreme precauciones y manténgase informado sobre las acciones que las autoridades marítimas y portuarias establezcan.
  • En caso de presencia de mar de fondo, extremar precauciones por la presencia de corrientes de arrastres en zonas de playa, dársenas y bahías.