jueves, 28 de junio de 2018

Rechazan en Oaxaca Decreto de agua que firmó EPN; protestan 10 organizaciones sociales

Como parte de la jornada nacional "En defensa del agua" que se desarrolla a nivel nacional, integrantes de al menos 10 organizaciones sociales e indígenas se manifestaron frente a las oficinas del organismo operador cuenca Pacífico en Oaxaca.
Señalaron que los decretos establecidos por el presidente Enrique Peña Nieto, el pasado 6 de junio, más allá de ser una protección jurídica de las aguas para garantizar las futuras generaciones y preservar el equilibrio ecológico, tienen finalidades contrarias porque favorece empresas trasnacionales y privadas.

Durante la manifestación  indicaron que mediante este mecanismo se libera el agua para la explotación en el sector Industrial, si así lo consideran las autoridades de utilidad pública.

Los decretos establecidos no tienen una mirada holística porque no se establecen directrices del uso y protección de las aguas subterráneas, señalaron.
Además agregaron que violenta los derechos de los pueblos indígenas como el de la libre determinación en la utilización de sus bienes naturales, pero además rompen el vínculo espiritual de los pueblos indígenas con el agua.
Advirtieron que la acción emprendida por el gobierno mexicano podría tener impactos severos en los territorios indígenas quienes han sido marginados respecto del uso de este recurso natural y aseguraron que las autoridades instrumentan el camino “para entregar la certeza jurídica del agua al sector privado”.
En Oaxaca, indicaron que las zonas de reserva se dieron en dos de las principales cuencas del Estado: el Atoyac y Papaloapan,  bajo el argumento de que el agua que existe en ellas se desperdicia, sin embargo en Río Papaloapan de la región hidrológica 28, es una zona de proyección de explotación del agua para el fracking y empresas mini eléctricas.
Para su funcionamiento los proyectos necesitan de gran cantidad de agua  con lo cual se evidencia que ésta reservada para las empresas privadas y no para el beneficio de las futuras generaciones y conservación ambiental como lo señaló en su discurso el presidente Enrique Peña Nieto.
Los manifestantes agregaron que esta situación es una grave violación a los derechos territoriales de los pueblos indígenas.
Hicieron un llamado a las comunidades, organizaciones sociales, autoridades municipales y agrarias para ejercer su derecho a la libre determinación del agua, “el agua no es una mercancía es un bien natural que tiene que ser respetado y cuidado señalaron”.
A las organizaciones de Derechos Humanos las convocaron a pronunciarse al respecto y hacer un llamado a la mercantilización de los bienes naturales.
Asimismo exigieron la cancelación de proyectos hidroeléctricos establecidos en Oaxaca que pretenden ser reactivados a beneficio de empresas privadas a pesar de los hechos de resistencia de las comunidades indígenas.

fuente Nvinoticias