lunes, 18 de junio de 2018

Reconoce Gobierno de Oaxaca labor legislativa del Congreso Local al aprobar modificaciones a la Ley Estatal de Derechos

El Gobierno del Estado reconoció el esfuerzo y trabajo de las y los diputados de la LXIII Legislatura Local, al aprobar el decreto por el cual a través de la Secretaría de Finanzas (Sefin) se buscará reestructurar la deuda del Estado con la banca comercial.
Lo anterior, debido a una apremiante necesidad que se originó a consecuencia de los sismos ocurridos en septiembre del año pasado y que dejaron fuertes afectaciones a viviendas e infraestructura pública, por lo que el Gobierno Estatal tuvo que gestionar mayores recursos económicos para atender tal situación de emergencia y contribuir a la restauración de los mismos.
Es por ello que de acuerdo con las modificaciones aprobadas a la Ley Estatal de Derechos, la presente Administración buscará las mejores opciones de tasas de interés que las que actualmente tienen los distintos créditos que se tomaron en Administraciones pasadas, por ello, la Sefin en coordinación con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) trabajarán para generar un instrumento financiero que permita reducir el riesgo de pago del Estado a las financieras.
Este instrumento mejorará la calificación de la fuente de pago de los créditos, por lo que la banca deberá ofrecer tasas de interés más bajas que las que actualmente se tienen. De manera parcial la aprobación está considerada hasta por poco más de 12 mil millones de pesos, cifra que cambiaría una vez que los bancos realicen sus propuestas finales al concluir Banobras y el Gobierno del Estado dicho instrumento financiero.
De esta manera lo aprobado por el Congreso Local, autoriza al Gobierno para que los recursos que deriven de los fondos de reserva con que cuentan las operaciones de deuda vigentes a ser refinanciadas, puedan ser destinadas al pago de penalizaciones, comisiones y/o primas por pago anticipado (prepago) y costo por rompimiento de fondeo de las mismas.
Asimismo, se autoriza al Ejecutivo del Estado para que por conducto de la Secretaría de Finanzas realice el ajuste necesario a las Partidas Presupuestales correspondientes al ejercicio fiscal 2017 y 2018, para considerar los montos que deban destinarse a la amortización, intereses y servicios derivados de los financiamientos por reestructuración y refinanciamiento de la deuda.
De acuerdo con estimaciones de Sefin, se espera concluir con este proceso en aproximadamente 4 meses, lo que permitirá generar ahorros económicos gracias a la disminución de la tasa de interés y el plazo para su pago, liberando las garantías, y compromisos adquiridos con la Banca y colocar al Estado en una mejor calificación crediticia.