viernes, 6 de julio de 2018

Exigen proteger derechos de los niños migrantes de Oaxaca que están privados de su libertad en Estados Unidos

El Congreso del estado solicitó al Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante (IOAM) y el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), promuevan ante el Instituto Nacional de Migración (INM) la aplicación del Protocolo de Actuación para Asegurar el Respeto a los Principios y la Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes en Procedimientos Administrativos Migratorios, para prevenir y evitar la violación de derechos humanos de oaxaqueños menores de edad que se encuentren detenidos o privados de su libertad a causa de su condición migratoria en los Estados Unidos de América.
También los exhortó a instrumentar un programa especial para brindar asistencia humanitaria a niñas, niños y adolescentes migrantes en tránsito que viajen acompañados o no de sus familias dentro del territorio estatal.
Al proponer el punto de acuerdo, que fue aprobado como de urgente y obvia resolución, el diputado de Morena Arturo Toledo Méndez manifestó que es bien sabido que el presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, ha endurecido las políticas migratorias y ha declarado en múltiples ocasiones su odio y rechazo hacia los migrantes mexicanos.
“Tal es el caso de los recientes acontecimientos en los que se advierte la forma cruel e inhumana en la que el gobierno de los Estados Unidos de América mantiene a personas que pretenden acceder a ese país de manera ilegal, entre ellos veintiún niños mexicanos separados de sus padres, quienes son trasladados a las cárceles americanas, en condiciones deplorables; y no obstante que el presidente de ese país se vio forzado a firmar un documento en el que se compromete a frenar la separación de padres e hijos, no se pueden olvidar las graves violaciones a los derechos humanos que ya fueron consumadas, debido a la aplicación de la nueva política migratoria conocida como Tolerancia Cero”.
Dijo que reprueba que el secretario de relaciones exteriores de nuestro país únicamente se haya limitado a realizar declaraciones a la prensa para anunciar que sólo el 1 por ciento de niños migrantes que fueron separados de sus padres son mexicanos, “puesto que cualquiera que fuese la dimensión numérica de la realidad, es condenable cualquier violación de derechos humanos cometida en perjuicio de un menor de edad, máxime cuando las autoridades migratorias les mantienen en reclusión y en condiciones infrahumanas”.
Añadió que por esta razón es una tarea impostergable de las autoridades migratorias y del gobierno federal promover y exigir el respeto irrestricto de los derechos de nuestros connacionales en el exterior, garantizando el respeto en todo momento a los derechos fundamentales y humanos.

fuente nvinoticias