martes, 21 de agosto de 2018

Arde condominio en la Petrolera de Salina Cruz, Oaxaca

Temor y pánico se adueñaron de los vecinos y habitantes de los condominios que se ubican en la colonia Petrolera de esta ciudad y puerto, la tarde de este lunes.
Poderoso incendio se registró en un departamento y por momentos amenazó con expandirse a otros, ya que a los bomberos se le acabó el agua.

Al final la emergencia fue controlada, los moradores del departamento no se encontraban en ese momento: la dueña fue por sus hijos a la escuela, su hermana y esposo se encontraban en sus respectivos trabajos.
Humo y fuego
Eran las 14:20 horas cuando, presuntamente, un corto circuito en un clima inició la conflagración dentro del departamento 401 en el edificio A-4, la intensa columna de humo negro y el olor alertaron a los vecinos sobre el peligro.
Pidieron ayuda ante el temor de perder su patrimonio, en lo que llegaban bomberos se organizaron para tratar de apaciguar las llamas con lo que tenían a la mano; sin embargo, se salieron de control y se propagaron a todas las habitaciones, arrasó con todos los muebles, electrodomésticos y ropa que había.
Bomberos municipales y personal de Protección Civil Municipal hicieron acto de presencia para iniciar las maniobras.

Pero la esperanza que dieron a los afectados, directos e indirectos, se esfumó antes que las llamas; esto pasó porque a los pocos minutos de su arribo se les terminó el agua y “a duras penas” lograron contener las llamas.
Todo lo que había en el departamento 401 fue consumido por el fuego ante la carencia del vital líquido, desesperados, los bomberos pidieron vía telefónica a la Policía Municipal que les llevaran mascarillas y extintores de la estación, además de solicitar una pipa con agua.

Los minutos pasaron en una espera desgarradora para los vecinos, finalmente, más de media hora después, llegaron los extintores y una pipa de agua de una empresa particular, así fue como controlaron la situación.
20 minutos más tarde aparecieron los bomberos de Pemex, héroes por su trabajo en los pasados incendios que se registraron en las instalaciones de la refinería. Sin embargo, ahora sólo se ganaron la rechifla de los vecinos que les gritaron: “¡Ya para qué vienen, ya se quemó todo!”, esa fue la sentencia.
La dueña de la casa se presentó muy angustiada y rompió en llanto al ver todo su patrimonio perdido, dijo a las autoridades que fue por sus hijos a la escuela, asegura que no dejó ningún aparato conectado y esto le causa extrañeza sobre el ‘origen’ de la conflagración.


fuente nvinoticias