jueves, 11 de octubre de 2018

Abandona Sinfra obra en la Central de Abasto de Oaxaca; riesgo sanitario

Habitantes de colonias cercanas a la Central Camionera de segunda clase de la ciudad de Oaxaca exigieron a las autoridades el inmediato reinicio de obras que la Secretaría de las Infraestructuras y el Ordenamiento Territorial Sustentable (SINFRA) dejó abandonadas sin importar los riesgos sanitarios y físicos que enfrentan quienes viven o circulan por la zona.
Los afectados, en voz de Raúl N., expresaron su inconformidad y preocupación debido a que una de las afectaciones más importantes es la que genera la ruptura de los tubos del colector general que atraviesa la calle Margarita Maza, ubicada a un costado de la Central Camionera de Segunda Clase.
Un boquete
En la esquina que forma esa arteria con la prolongación de Valerio Trujano, se observa un boquete de aproximadamente seis metros de diámetro, que formó un pozo de aguas negras debido a la ruptura de los tubos del colector.
Ese agujero está ubicado a la misma altura y a una distancia no mayor a los 50 metros del pozo propiedad del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO), con el que se suministra del vital líquido a la zona.
“Esto ya se convirtió en un foco de infección que pone en peligro a la población, con las lluvias, esas aguas negras se filtran y, con toda seguridad, el agua para uso humano ya está en riesgo o hasta contaminada”, dijeron.
Por si fuera poco, el grave problema vial que provoca la intersección hace intransitable el tramo en horas pico, lo que continuamente genera accidentes en la zona.
Los inconformes reiteraron su molestia por el desinterés mostrado por el Gobierno Estatal ante la problemática que enfrentan y la contingencia sanitaria que podría desprenderse del descuido a ese asunto.

En vísperas de las fiestas de Guelaguetza, SINFRA inició los trabajos de bacheo y mantenimiento en diferentes vialidades que son ignoradas por los gobiernos municipal y estatal.
Tal es el caso de la calle Margarita Maza, en la que SINFRA, a través de una empresa particular, inició tareas de reencarpetamiento que inicialmente aplaudió la ciudadanía. Un mes después y sin explicación alguna la obra fue suspendida.
Según fuentes internas de esa dependencia, la obra quedó detenida debido a que la empresa encargada de la misma huyó ante las presiones del Sindicato Libertad que exigía contratos millonarios para el traslado de materiales, amenezaba con frenar trabajos.
Según los quejosos, la SAPAO acudió a ellos para informarles que pronto retomarán las obras, sin embargo, ese es un compromiso que lleva esperando tres largos meses.


fuente nvinoticias