domingo, 28 de octubre de 2018

Están tristes y cansados, la ayuda no llega a Metaltepec, Oaxaca

Seis días han sido suficientes para comprobar las mentiras oficiales y acumular desesperación por el abandono de las autoridades estatales al pueblo que San Juan Meataltepec, agencia de Santiago Zacatepec, donde el martes comenzaron a remover toneladas de tierra y lodo para encontrar y rescatar los cuerpos de cuatro integrantes de una familia a la que un deslave pudo haber sepultado.
La emergencia por las lluvias, derivadas de la tormenta tropical Vicente, desgajó cerros y sepultó caminos, “no ha pasado”, advierte el regidor de salud de esa agencia de la zona Mixe, Leovigildo Vásquez Pacheco, quien está cansado de repetir el llamado de auxilio.

“Necesitamos maíz, desde hace 15 días escaseó en la tienda Diconsa, los víveres se han acabado”, advierte y describe con tres palabras el desconsuelo que hay entre los mil 500 habitantes de un pequeño pueblo donde con dificultades se tiene agua entubada, luz eléctrica y señal de telefonía celular.
“Estamos tristes, desesperados y sentidos, porque el trato no se está cumpliendo como dijeron, el gobierno dijo que iban a mandar más rescatistas y perros, pero no han llegado, tampoco la Sedena ni el gobierno del estado, nada; nomás mandaron como 30 o 60 bolsitas de despensa para 350 comuneros”.
Sin hallar los cuerpos
El lunes pasado el camino principal ya había resentido los efectos climáticos, pero un segundo deslave ocurrió a mediodía, cuando Lorenza y Miguel, junto con sus hijas Nadia, de 15 años, y Liz, de 9 años, salieron caminando a Tamazulápam del Espíritu Santo, a 54 kilómetros de Metaltepec.
“No empezamos la búsqueda porque creímos que alcanzaron a pasar caminando antes del derrumbe, pero al día siguiente nos enteramos que no estaban en ningún otro pueblo”.
Cerca de 400 hombres de esa agencia y la cabecera municipal han “buscando diez kilómetros hacia abajo y no hemos encontrado ni un pedazo”.
Además de uno de los zapatos del señor Miguel, encontraron una playera deportiva que intuyen es “de la jovencita, de la estudiante, pero ningún cuerpo hemos encontrado”.
La falta de apoyo oficial les ha carcomido la esperanza, dudan que Miguel, Lorenza o alguna de sus hijas, sigan con vida, “pero al menos queremos encontrar su cuerpo”.
“Alguien que nos eche la mano, aunque sea en helicóptero, porque es muy accidentado el terreno. Necesitamos que manden maquinaria para que reparen los caminos donde están todavía varios derrumbes que incomunican a seis poblados como La Candelaria, Tres Arroyos, San Pedrito y el municipio de San Juan Cotzocón.
Con palas, manos y maquinaria, el miércoles reabrieron el camino de acceso al que después de recorrer 120 kilómetros se llega de la ciudad de Oaxaca a Metaltpec, “pero lo hicimos provisional, necesitamos que se repare”.
Una desgracia similar sólo había ocurrido hace 20 años, cuando Pascuala –hermana de Miguel- quedó sepultada por un alud de tierra que cayó sobre su vivienda. Ella dormía junto con sus cuatro hijas. Lo mismo le ocurrió a su vecina y una hija.

fuente nvinoticias