viernes, 19 de octubre de 2018

Mata a obrero en la Central de Abasto de Oaxaca

Israel Carlos Vásquez Díaz, originario del estado de Chiapas y vendedor ambulante, aceptó ser el responsable del homicidio del obrero, Gerardo G.S., cuyo crimen ocurrió en la explanada del mercado de abasto, por lo cual el juez de control de Tanivet del circuito judicial de Valles Centrales le impuso la pena de ocho años de prisión mediante un procedimiento abreviado.
Israel fue llevado a la audiencia intermedia, pero al enterarse que el agente del Ministerio Pùblico en coordinación con peritos y policías habían reunido las pruebas con las cuales recibiría una pena máxima de 25 años por el delito de homicidio simple, decidió aceptar su culpa y solicitar a través de su defensor público un procedimiento abreviado.
LOS HECHOS
De acuerdo con el reporte, el caso ocurrió a las 15 horas del  viernes 3 de noviembre del 2017 cuando el ahora extinto Gerardo  se encontraba a la altura de la pluma tres de la zona del mercado de abasto y fue atacado a puñaladas.
Personal paramédico de la Cruz Roja acudiò al lugar, donde atendió al herido y fue canalizado al hospital civil, donde quedó encamado y falleció a las 04:40 horas del sábado 4 de noviembre.
El perito-médico dictaminó que la causa de la muerte fue choque hipovolémico debido a las heridas por arma blanca que sufrió en el tórax y abdomen. La víctima era originaria de la Ciudad de Mèxico y tambièn se dedicaba al comercio en el mercado de abasto.
El agente del Ministerio Público de la Vicefiscalía zona centro inició la carpeta de investigación, pero  al cumplir las 48 horas la turnó a la Vicefiscalía de Delitos de Alto Impacto, para solicitar decretar la legal detención y comunicarle imputación, lo cual fue calificado de legal.
Pero en la vinculación a proceso, el juez al analizar las constancias consideró que no se acredita el delito de homicidio calificado y podría ser homicidio simple intencional por el cual lo vinculò a proceso a Israel.
Dijo que no se acreditó la ventaja, porque en ningún momento existe una descripción de la agresión si estaba de pie o estando caído cuando fue agredido.

“Se puede determinar que existe el arma, que es la navaja, pero cuál era la intención, falta la mecánica de hechos, del cual se podrìa desprender si había la intención de la agresión”, explicó.En esa ocasión, el juez concedió cuatro meses para el cierre de la investigación complementaria.
PRUEBAS CONTUNDENTES
Durante la etapa de investigación complementaria, el agente del Ministerio Público de la Fiscalía Especializada en Delitos de Alto impacto corroboró con dictámenes realizados por peritos químicos que las manchas hemáticas que presentaba el zapato de Israel era sangre.
Al ser analizada la sangre, confirmaron que a era del grupo sanguíneo de la víctima, por lo cual no había duda que era el homicida.
De igual forma localizaron al testigo que la policía municipal declaró en un principio, pero que no había declarado el agente del Ministerio Público de la vicefiscalía zona centro.
De igual forma, el agente del Ministerio Público iba a presentar el testimonio de los policías municipales que realizaron la detención luego del señalamiento del testigo.
PROCEDIMIENTO ABREVIADO
Con las pruebas contundentes que tenìa el agente del Ministerio Público, Israel decidió solicitar a través de su abogado defensor que su caso fuera en un procedimiento abreviado y no llegar a juicio, es decir, aceptó ser el responsable del homicidio.
Por ello, en una audiencia celebrada en Ciudad Judicial, Israel Carlos Vásquez D. fue condenado a la pena de 8 años de prisión y al pago de 370 mil 445 pesos de reparación del daño.
Israel seguirá en prisión preventiva mientras cumple la condena de ocho años de prisión como responsable del delito de homicidio simple intencional.
¿Qué es un proceso penal abreviado?
Es una figura prevista en el artículo 20 de la Constitución Federal, por medio del cual se simplifica la realización del proceso, pues se negocia con el imputado sobre su aceptación de la acusación, para el dictado rápido de una sentencia, otorgándole beneficios en las sanciones que se le impongan.
Este procedimiento se solicitará cuando sea evidente que de llegar a juicio oral, la Fiscalía ganará el caso por tener acreditado el delito y la culpabilidad de su autor. Para que se lleve a cabo, debe existir una investigación previa, donde se encuentren datos de prueba válidos que evidencien la existencia de un hecho delictivo y la culpabilidad de su autor.
Con esta información, el Ministerio Público, el imputado y su defensor, realizarán una negociación, donde se valorará si efectivamente el caso tiene prueba suficiente para condenar, y para evitar un procedimiento dilatorio y una sanción mayor, podrá llegarse a un acuerdo, para que el Fiscal solicite el procedimiento.
El Juez que conozca del caso, verificará que el acusado esté informado de la acusación, la acepte, y esté de acuerdo en la realización de este procedimiento; por lo que deberá renunciar al juicio oral, y aceptar ser juzgado con base en los antecedentes recabados en la investigación (la prueba no hablará directamente ante el juez), además de que deberá estar cubierta, asegurada, o existir elementos suficientes para condenar a la reparación del daño a favor de la víctima

fuente nvinoticias