jueves, 1 de noviembre de 2018

Éxodo migrante, una crisis continental

El presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), Arturo Peimbert Calvo, dijo que en este desplazamiento forzado de centroamericanos se ha visto la ausencia del Estado mexicano y han sido las comunidades más empobrecidas del país, las que han dado “hasta lo que no tienen” a los inmigrantes.
Indicó que el primer contacto de los centromericanos que atraviesan el país con el Estado mexicano fue una valla de elementos antimotines que dieron la oferta migratoria del presidente Enrique Peña Nieto, misma que fue rechazada.

Las víctimas de desplazamiento no deben ser considerados como una Caravana que es una definición que crea un “limbo jurídico”, explicó Peimbert Calvo. Agregó que el gobierno mexicano ha violado los derechos humanos de los migrantes y no ha sabido actuar ante esta “crisis humanitaria”.
Añadió que no ha habido una mejor oferta del Estado mexicano, mientras los desplazados siguen su camino y sufriendo la inclemencia del tiempo. “No sabemos cuál es el modelo que va implementar en materia de salud, de seguridad, no la ha anunciado, no lo ha dialogado, no ha respondido a su responsabilidad”.
Peimbert hace votos para que el gobierno clarifique su método de intervención “eficiente y rápidamente, porque si no lo hacemos así vamos a sufrir una serie de problemas sanitarios y de salud pública que pueden devenir en pérdida de vidas humanas”.
Señaló que la crisis migrante que se observa en este desplazamiento de 7 mil 200 personas, tiene que verse como una crisis continental “tiene urgentemente que sesionar la OEA para definir el método continental del asunto, cómo le van a entrar los países involucrados”.
Detalló que se han atendido a 1 mil 800 migrantes con problemas de pies y alrededor de 500 niños menores de 10 años tienen problemas broncorespiratorios, por ello -dijo- el Estado mexicano tiene que mostrar su vocación por humanidad.
En cambio las comunidades del sur del país dijo están siendo “amorosos” con los migrantes, que a pesar de ser muy pobres están dando hasta lo que no tienen y no se debe recargar en los más pobres una responsabilidad del estado, aseveró.


fuente nvinoticias