jueves, 1 de noviembre de 2018

Impune muerte de migrante por volcadura en Totolápam, Oaxaca

Mientras el gobierno federal ofrece trabajo a los migrantes, en Oaxaca todavía no se ha esclarecido la muerte del migrante guatemalteco ocurrido en la carretera federal 190 en jurisdicción de San Pedro Toitolápam, Tlacolula de Matamoros, cuando presuntos policías estatales volcaron la unidad de motor lo cual ocasionó el deceso de uno de ellos y lesiones 14 más.
Con la caravana de migrantes que se encuentra en territorio oaxaqueño, ahora los policías estatales se han sumado para cuidarlos y el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, ha ofrecido empleo temporal para ellos.

SIn embargo, la carpeta de investigación que se inició tras el percance ocurrido en la carretera federal, aún no ha sido judicializada y la Comisión Nacional de Derechos Humanos no ha emitido algún comunicado de la intervención que se le dio luego del accidente.
Como ha sido informado, el 20 de septiembre del año en curso, una camioneta Ford tipo redillas de color blanco con caja roja y placas de circulación XY-31739 del estado de Veracruz, se desplazaba sobre la carretera federal 190 con destino del Istmo de Tehuantepec a la ciudad de Oaxaca.
Pero al circular en jurisdicción de San Juan Guegoyache, San Pedro Totolápam, Tlacolula de Matamoros, una patrulla de la policía estatal interceptó a una camioneta para una revisión.
Violando los protocolos de la Ley de Migración expedida el 25 de mayo del 2011 y reformada el 21 de abril del 2016, en el cual menciona que las únicas personas facultadas para realizar inspecciones migratorias deberán ser el personal del Instituto Nacional de Migracción, los policías decidieron cuestionar a los centroamericanos y esposar a los tres presuntos polleros.
Según las declaraciones de migrantes entrevistados por instancias federales y Comisión Nacional de Derechos Humanos, los policías les pidieron dinero, pero al no acompletar lo que pedían, decidieron arrestar a los polleros.
Uno de los policías se puso al volante de la camioneta, pero unos kilómetros adelante volcó, por lo cual un migrante dejó de existir y 14 quedaron lesionados.
Los policías huyeron, liberaron a los polleros y abandonaron a sus víctimas.
A través de la red social Twitter, el padre Alejandro Solalinde pidió al gobierno del estado que investigue el caso y proceder en contra de los responsables, pero hasta el momento solo quedò en peiticiòn, porque el caso no ha sido investigado.El mismo día fue informado como ocurrieron los hechos y expresó que fueron policías los que habrían participado en el accidente.
El agente del Ministerio Público y los policías investigadores no tomaron en cuenta la versión y por lo cual el caso continúa impune y los policías siguen trabajando en la Secretaría de Seguridad Pública.

fuente nvinoticias