jueves, 1 de noviembre de 2018

Incertidumbre en Oaxaca sobre posible gasolinazo

Los empresarios gasolineros de Oaxaca enfrentan incertidumbre respecto del precio que pueda llegar a alcanzar el litro de gasolina por fin de año y de sexenio.
Al estar marcado por la tendencia internacional, uno de los factores que podría incidir en un gasolinazo, es el incremento del precio del dólar. A ello se suman los componentes impositivos como el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) así como el Impuesto al valor Agregado (IVA).

“Esa es la pregunta del siglo. Los combustibles siguen lo que pasa a nivel internacional y hay que agregar los componentes impositivos del país como son los tres IEPS e IVA”, indicó el presidente de la Asociación de Empresarios Gasolineros de Oaxaca (EGEO), José Luis Ballesteros.
Desde la liberación del precio del combustible y los constantes incrementos del dólar, la Secretaría de Hacienda amortigua los vaivenes del petróleo con el IEPS más alto establecido actualmente en 4.59 centavos. “Eso nos lleva a tener incrementos o disminuciones entre uno y tres centavos diarios”.
Cada viernes, la secretaría de Hacienda determina y publica en el Diario Oficial de la Federación (DOF) los montos de las cuotas del IEPS federal que cobra por litro de gasolina y diésel. La cuota máxima que se puede aplicar este año es de 4.59 pesos por litro de Magna, 3.88 por litro de Premium, y 5.04 pesos por litro de diésel.
La secretaría de Hacienda ajusta esta cuota a la baja cuando suben los precios del crudo en el mercado internacional, y por ende, de la gasolina que importa México de Estados Unidos, el objetivo es que los incrementos en los precios de la gasolina no sean tan marcados por esta carga tributaria, es una práctica que hace desde el año pasado y que su entonces titular José Antonio Meade llamó “suavización”.
Robo, otro "impuesto"
El líder de los gasolineros de Oaxaca agregó que además de los impuestos e incremento de dólar, otro elemento que ha incidido poderosamente en las alzas es el robo de combustible transportado por carretera, delito en incremento.
“El transporte, es decir, el flete está subiendo, los seguros para quienes transportamos combustibles se han triplicado por robo y asaltos a pipas que es gravísimo y son costos adicionales que le pegan al costo final de la gasolina”, expuso.
A inicios del sexenio de Peña Nieto, el litro de la gasolina regular costaba 10.81 pesos, con lo cual, los conductores de un auto compacto llenaban el tanque con cerca de 432 pesos.

fuente nvinoticias