lunes, 24 de diciembre de 2018

Anuncia AMLO ambicioso plan para el Istmo, Oaxaca

Una inversión total de 8 mil millones de pesos se ejecutará durante 2019 como parte del Plan de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec, cuya columna vertebral es el Corredor Multimodal Interoceánico entre Salina Cruz, Oaxaca y Coatzacoalcos, Veracruz.

El proyecto contempla la ampliación y modernización de ambos puertos, la rehabilitación de la red ferroviaria, modernización de la carretera Transístmica, adecuación del sistema aeroportuario, construcción de un gasoducto, modernización de las refinerías de Salina Cruz y Minatitlán, e introducción de una línea de fibra óptica para mejorar la conectividad regional.

Apenas hay tiempo
El Presidente se comprometió a que la infraestructura básica requerida quedará lista en dos años, y para 2020, el Istmo de Tehuantepec será declarado Zona Libre; es decir, el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto Sobre la Renta (ISR) se reducirán a la mitad, lo que constituye una estrategia para atraer inversión y generar empleos.
En este rubro, Andrés Manuel advirtió que no se permitirá la inversión extranjera y convocó a los empresarios mexicanos a hacer una alianza con el Gobierno, por el desarrollo de esta región que comprende 43 municipios oaxaqueños y veracruzanos.
El Plan para el Desarrollo del Istmo es el enésimo intento por detonar el desarrollo del sur-sureste de México pero, a diferencia de los proyectos anteriores, ahora sí existe la voluntad política para lograr los objetivos trazados en el Proyecto Transístmico, aseguró López Obrador ante los gobernadores de Oaxaca y Veracruz, Alejandro Murat Hinojosa y Cuitláhuac García Jiménez.
“Yo vengo a decirles que vamos a impulsar el desarrollo del Istmo. Va porque va, y lo vamos a hacer entre todos, y me van a ayudar para hacerlo rápido porque yo no me voy a reelegir. Yo soy partidario del sufragio efectivo y la no reelección, y solo tengo seis años. Tenemos apenas el tiempo para consolidar esta obra”, advirtió.
El legado de Don Porfirio
Andrés Manuel López Obrador recordó que el sueño transístmico inició durante el mandato de Porfirio Díaz. Dijo que el general oaxaqueño “insistió mucho en este proyecto”. Y a continuación expuso: “puede reprocharse a Porfirio Díaz el que canceló las libertades, su autoritarismo, hay muchas cosas que cuestionar, pero también se tiene que reconocer que durante su largo mandato se construyeron más de 20 mil kilómetros de vías férreas, se comunicó todo el país y se hicieron los principales puertos de México”.
Sin embargo, durante varias décadas el proyecto quedó abandonado y los esfuerzos que se hicieron para recuperarlo fueron mínimos. Ahora, de nuevo, luego de varios intentos “queremos reactivar este antiguo proyecto”, pero con criterios básicos: respetar la opinión de las comunidades y de los pueblos del Istmo, cuidando el medio ambiente y que sea para beneficio de la población.
“Siempre se ha pensado que se puede utilizar esta región, que es la más angosta del territorio nacional, para unir los océanos, es un antiguo ideal y está lleno de historia y de conflictos políticos”, remató el Presidente.
A detalle
Por su parte, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, indicó que la infraestructura de comunicaciones y transportes se construirá con los estrictos postulados de la Cuarta Transformación de la vida pública de la Nación: honestidad, transparencia, profesionalismo y eficiencia, cero corrupción y cero impunidad, y promoviendo la participación de los habitantes y de las empresas de la región”.
Jiménez Espriú recalcó que se trata de un proyecto prioritario para el Gobierno de la República. La dependencia encabezada por el ingeniero tendrá a su cargo la modernización de ambos puertos, la rehabilitación de la red ferroviaria y la modernización de la carretera Transístmica.
“Estamos seguros que en pocos años, la región del Istmo será atractiva para la inversión y uno de los sitios de mayor desarrollo del mundo”. Se inicia, dijo, el pago de una histórica deuda con esta zona del país porque se trata de una visión de largo plazo “con la que se debe concebir la inversión pública y tiene por objeto el desarrollo regional y el ordenamiento del territorio”.
Inversión millonaria
Jiménez Espriú detalló que para la rehabilitación de la línea férrea se hará una inversión inicial de 645 millones de pesos con lo que se crearán 100 empleos directos y 400 empleos indirectos. Se logrará aumentar la seguridad, el volumen de carga a transportar y se disminuirá de 8 a 5 horas el tiempo de recorrido entre ambos puertos; así, se potenciará la integración logística del Istmo, disminuyendo los costos de transporte.
Para la modernización de las instalaciones portuarias se contempla una inversión de 1, 500 millones de pesos, lo que incluye para Salina Cruz la construcción de un nuevo puerto industrial “para completar la infraestructura de la zona”.
Añadió que ya están en cartera para traslado vía puerto de Salina Cruz los siguientes proyectos: exportación de azúcar hacia Estados Unidos y la Unión Europea, polietileno para exportación y cabotaje, importación de minerales para las cementeras asentadas en esta región, sal de Chile, trigo de Canadá, exportación de mármol mexicanos a Sudamérica, maíz de Sinaloa y Sonora, y se trabaja en convenios con la Secretaría de Turismo para desarrollar turismo náutico en las lagunas de Oaxaca, así como el inicio de proyectos de acuacultura en lagunas superior e inferior con Sagarpa.
En tanto, para complementar el Corredor Multimodal Interoceánico se contempla la modernización de la carretera Transístmica a niveles compatibles con este ambicioso proyecto. Para este rubro se prevé una inversión de 7 mil millones de pesos por etapas, a lo largo del sexenio.
Además, se cuentan con 250 millones de pesos para avanzar en la carretera Acayucan – La Ventosa y el Libramiento de Matías Romero Avendaño, y 120 millones de pesos más para el rubro de la conservación.
En tanto, el Presidente López Obrador reveló que ya se cuenta con un fideicomiso de 3 mil millones de pesos para la modernización de ambos puertos y que ya se tienen recursos en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF 2019) -que está por aprobarse-, para la rehabilitación de las refinería de Salina Cruz y Minatitlán.

fuente nvinoticias