martes, 28 de mayo de 2019

Hepatitis A persiste en Oaxaca con cuatro brotes activos

La falta de higiene en la preparación de alimentos o el consumo de agua con heces fecales hace que el problema de hepatitis vírica A persista en Oaxaca. A la semana epidemiológica número 20 los Servicios de Salud de Oaxaca reporta 192 casos y cuatro brotes activos.
Los Servicios de Salud de Oaxaca reconocieron que en lo que va de 2019 se han presentado 12 brotes, 8 de los cuales se controlaron y cerraron, y el resto persiste en la Costa, el Istmo, la Mixteca y Valles Centrales.
Apenas a la semana epidemiológica número 19 la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud Federal reporta 184 casos, es decir que en una semana fueron ocho los nuevos casos.
El promedio semanal de nuevos contagios fluctúa entre los 9 y los 10 casos, siendo los hombres quienes concentran 59% de los casos, por arriba de las 78 mujeres.
Tan solo la jurisdicción sanitaria de Valles Centrales concentra 44% de los casos, es decir 86, registrados en el año, seguida del Istmo de Tehuantepec con 65, la Sierra con 15, la Mixteca con 13 y la Costa con 10.
Fuente de contaminación
Oaxaca, es el quinto estado del país que reporta la incidencia más alta de esta enfermedad prevenible, que si bien no es maligna, para el presidente de la Asociación Mexicana de Gastroenterología, Felipe Zamarripa Dorsey, sí revela la falta de higiene en la preparación de alimentos.
Los casos suelen presentarse mayoritariamente en infantes en edad escolar, muchos de quienes asisten a la escuela sin saber que están enfermos y contagian a sus compañeras o compañeros.
“Los niños o niñas que enferman se empiezan a poner amarillos, se sienten cansados, pero en el 95 por ciento de los casos es una enfermedad benigna”, aseguró.
En entrevista consideró que las autoridades sanitarias deberían prohibir la venta de comida en la vía pública en los lugares donde se detectan muchos casos, porque “algo está pasando” y “habría que ver cuáles son las fuentes de contaminación, sobre todo con alimentos que no son hervidos”.
Insistió que prohibir la venta de alimentos en la calle ayudaría a disminuir los casos de hepatitis vírica A, porque a pesar de que suele ser muy rica la comida y la gente está acostumbrada a comer así, son una fuente de infección y la mayoría no cumple con las medidas preventivas y la correcta preparación.
En lo que va del año sólo el municipio de Miahuatlán de Porfirio Díaz determinó en abril prohibir la venta de alimentos en la vía pública, ante el brote de hepatitis vírica A que enfrentaron.

fuente nvinoticias.