miércoles, 12 de junio de 2019

Exhiben a perezosos regidores de oposición que se encuentran de brazos caídos en Zaachila

*



Dicen que cualquier pretexto es bueno para no hacer nada, y los regidores opositores de Zaachila lo cumplen al pie de la letra. A decir de los propios trabajadores municipales estos funcionarios rebeldes se caracterizan más por su flojera que por sus propuestas. ¿Acaso han impulsado algo para el bien de los zaachileños?

Además de que se paran en las oficinas cuando quieren, presumen sus nexos con otros políticos como es el caso del regidor de Protección Civil, Esaú Zárate Lavariega. Este ilustre personaje fue detenido por borracho en Xoxocotlán, pero como presume ser amigo del presidente, Alejandro López Jarquín salió libre sin pagar un peso. Esas son sus acciones que promueven al interior de municipio.

De los trabajos de desazolve de ríos, planes de contingencia por lluvias, por sismos y fenómenos perturbadores nada se sabe. Eso sí para la grilla se saca un diez.

Mientras el edil sigue trabajando en el municipio, este grupito de "perezosos", insisten en legitimar una protesta que no tiene razón de ser.  Por eso el pueblo zaachileño ya prepara una revuelta para despedir a estos parasitos empezando por la síndico Carmela Coronel Ángeles.