martes, 20 de agosto de 2019

Tambalea empleo en ramo constructor

El dinamismo del sector de la construcción en México ha sido desfavorable. Según el Informe Situación Inmobiliaria México de BBVA Bancomer al primer semestre de 2019, el sector se desaceleró y dio como resultado un crecimiento de sólo 0.6 por ciento en 2018.

Oaxaca, no ha sido la excepción entre los estados afectados por la falta de movilidad en este sector. El principal impacto ha sido en la caída de empleos.
“La desaceleración en la actividad productiva del sector construcción se refleja en su demanda por trabajo. Por primera vez en varios años, el número de ocupados en el sector disminuye. Las empresas están solicitando menos trabajadores con lo que se puede esperar que la desaceleración se mantendrá durante los dos primeros trimestres de este 2019 por lo menos”, señala el informe.
IMSS, retroceso laboral
Uno de los indicadores de la pérdida de empleos en la entidad es el número de personas aseguradas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el cual muestra una pérdida de 3 mil 502 empleos formales de enero a julio. Mientras que en enero el número de afiliaciones era de 209 mil 215, en julio cayó a 205 mil 713.
Por otro lado, información de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), ha informado una situación grave por la falta de asignación de obra pública en todo el país.
En el caso de Oaxaca la situación se vuelva más grave debido a que su aportación en el Producto Interno Bruto Estatal es fundamental. De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las tres entidades cuyo PIB depende en mayor medida de la construcción son Oaxaca (14.8%), Querétaro (12.7%) y Baja California Sur (12.3%).
El sector de la construcción es importante para la economía del país y el desarrollo de localidades. Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) esta actividad contribuyó en 7.6 por ciento al Producto Interno Bruto (PIB) total del país en el primer trimestre de 2019.
Para Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com, un declive en el sector se traduce en menor certeza en los costos, contracción en los flujos de inversión y que la planeación de proyectos nuevos se den en un mayor plazo.
fuente nvinoticias