jueves, 5 de septiembre de 2019

Abuelita arrolla a un transeúnte y se lleva dos motos

Con lesiones graves resultó un joven de aproximadamente 22 años de edad al ser atropellado por un vehículo de modelo reciente, el cual era conducido por una mujer de la tercera edad en la colonia Reforma.
El aparatoso percance ocurrió ayer aproximadamente a las 14:40 horas cuando la señora Estela C, de 71 años de edad, conducía el vehículo Volkswagen Jetta con placas TKY-4902 de Oaxaca y circulaba en la avenida Heroico Colegio Militar con dirección al centro de la ciudad.
Unos 30 metros antes del cruce con Belisario Domínguez, perdió el control e impactó una motoneta Italika y una motocicleta marca Suzuki tipo Gixxer que se encontraban estacionadas de manera correcta.
Sin control, el auto avanzó hasta la esquina, donde derribó un contenedor de basura y atravesó la avenida Belisario Domínguez, donde arrolló al joven Moisés P. N., quien intentaba atravesar Heroico Colegio MIlitar para abordar un autobús y trasladarse a su domicilio de la colonia Volcanes.
El joven salió proyectado unos metros sobre la banqueta y quedó derribado en el acceso a una cafetería que se ubica en ese lugar.
Empleados de ese lugar fueron quienes auxiliaron al joven y solicitaron apoyo urgente al número de emergencias.
Otros más, auxiliaron a la conductora del auto Jetta, quien viajaba acompañado de su esposo.
Paramédicos de la Subestación Norte de Bomberos auxiliaron al joven y confirmaron que presentaba diversas contusiones y probable traumatismo de cráneo al salir proyectado contra la banqueta.
“El joven vive de milagro, porque el auto primero chocó contra la reja, si lo hubiera arrollado y prensado con la reja, ya no la estuviera contando”, mencionó una persona que al momento del percance se encontraba en la cafetería.

La ambulancia de Bomberos auxilió al joven y lo trasladó a un hospital, mientras que minutos después arribó más personal de Bomberos para valorar la conductora del auto, quien fue trasladada a un hospital particular, ya que al parecer junto con su esposo sufrieron lesiones en columna.
No sé qué pasó....
Un tanto calmada, luego de aparatoso percance, la señora Estela dijo que no sabía qué había pasado.
Ni ella misma se pudo explicar por qué perdió el control de su auto y avanzó varios metros hasta impactar una reja y arrollar a un joven.
“Salí con mi esposo para ir a la farmacia para comprar su medicamento, ya veníamos de regreso cuando pasó esto, la verdad no sé qué pasó, nunca había tenido un accidente”, pudo contar.
La pareja se dirigía a la calle de Almendros, unas dos cuadras adelante, donde tienen su domicilio.
Ahora, ella quedó a disposición de la Fiscalía General del Estado como presunta responsable del delito de lesiones y daños culposos por tránsito de vehículo.

fuente nvinoticias