viernes, 13 de septiembre de 2019

Lo sorprendió la muerte en el baño

La muerte sorprendió a Pablito, como era conocido un joven entre los comerciantes del mercado Hidalgo, de Puerto Escondido.
Pese a su corta edad, aproximadamente 29 años, el joven formaba parte del “escuadrón de la muerte” que se concentra en el mercado para ganarse unas monedas.
De acuerdo con informes de las corporaciones policiales, los hechos ocurrieron la noche del miércoles, cuando Pablito se encontraba en los baños públicos.
Presuntamente en ese momento sufrió una crisis de abstinencia y se desplomó en el acceso a los baños.
Al verlo derribado, algunos comerciantes trataron de auxiliarlo y al mismo tiempo solicitaron apoyo de paramédicos de la Cruz Roja.
Cuando los voluntarios trataron de auxiliarlo, confirmaron que ya no presentaba signos vitales, por lo que el lugar fue acordonado por policías municipales para resguardar la escena.
Elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) llegaron al lugar para iniciar con las diligencias de ley, observando que aparentemente el cuerpo no presentaba alguna lesión visible.
Finalmente el cuerpo fue enviado al panteón municipal para la práctica de la necrocirugía de ley, donde quedó depositado en calidad de desconocido.
Ayer a temprana hora, se estableció que el joven era conocido como Pablito, originario de Santa María Huatulco, por lo cual la policía contactó a su familia para que se presentara a reclamar el cuerpo.
Los familiares lamentaron su deceso y dijeron que desde hace varios años había caído en el vicio y nunca aceptó ayuda para salir adelante.
En tanto, comerciantes de Puerto Escondido dijeron que el finado nunca fue agresivo, por el contrario, se ofrecía para ayudar en todo para ganarse unas monedas.

fuente nvinoticias