jueves, 26 de septiembre de 2019

Oaxaca despenaliza el aborto

La 64 legislatura aprobó diversas reformas al Código Penal para despenalizar el aborto, con 24 votos a favor y 10 en contra; sin embargo, en una abierta violación al principio de supremacía constitucional, se postergó la votación de la reforma a la Constitución en la misma materia, porque el presidente de la mesa directiva, César Morales Niño, decidió suspender la sesión ordinaria, supuestamente por no haber condiciones para continuar con los trabajos legislativos.


Fue una sesión atropellada y, por momentos, fuera de control dadas las descalificaciones entre los grupos a favor y en contra de la legalización del aborto que invadieron el salón del pleno, así como entre los propios diputados; la votación del dictamen se postergó por más de 30 minutos porque las pantallas electrónicas del salón del pleno no funcionaban.
Empezar por el final
Aunque la sesión ordinaria comenzó mal desde la aprobación de la orden del día, porque la secretaría de Asuntos Parlamentarios agendó en el número 2 el dictamen del proyecto de reforma al Código Penal y hasta el lugar 13, la reforma al artículo 12 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Oaxaca, a pesar de que la reforma constitucional es la que da sustento legal a la reforma de la ley secundaria.
Para argumentar a favor del dictamen de la Comisión Permanente de Administración y Procuración de Justicia usaron la tribuna las diputadas Elisa Zepeda Lagunas, Magali López Domínguez, Elim Antonio Aquino, Hilda Pérez Luis y Aleyda Tonelly Serrano Rosado, quienes coincidieron en señalar que el objetivo de la reforma es reducir el número de muertes y los daños a la salud de las mujeres.
Dijeron que en Oaxaca, de acuerdo a cifras oficiales, cada año se realizan 2 mil 300 abortos clandestinos y las autoridades estiman que por cada uno de ellos hubo otros cuatro más. “Entre 10 y 20 por ciento de las mujeres que han padecido abortos inseguros requieren atención médica posterior por complicaciones como aborto incompletos, infecciones, perforaciones uterinas, hemorragias, que pueden terminar en muerte”.
Las penas
De acuerdo al dictamen aprobado el delito de aborto es la interrupción del embarazo después de la décima segunda semana de gestación y su pena será de 3 a 6 meses de prisión, o de 100 a 300 días de trabajo comunitario. En tanto la pena por aborto forzado, que es la interrupción en cualquier momento y a quien hiciera abortar a una mujer sin el consentimiento de ella, se le aplicará de 3 a 6 años de prisión, sea cual sea el método que se emplee; si además se presenta violencia física o moral se impondrá a la persona infractora de 6 a 10 años de prisión y podrá ser sancionado con grado de tentativa, de acuerdo al código penal.
Señala como motivos excluyentes de responsabilidad penal por aborto a la violación independientemente de que exista, o no, denuncia sobre dicho delito previo al aborto; por imprudencia de la mujer embarazada, por inseminación artificial no consentida, cuando esté en peligro la vida de la mujer y por una alteración genética siempre que se tenga consentimiento de la mujer embarazada.
El diputado del Partido Encuentro Social, Fabricio Emir Díaz Alcázar, destacó que la iniciativa deja un vacío legal porque señala que el delito aborto se configura después de las 12 semanas de gestación, “¿entonces si se practica antes no es aborto?” y propuso que las mujeres de baja condición económica que aborten se acojan a la ley de amnistía, a fin de que el Poder Ejecutivo federal pueda liberarlas de cualquier sanción penal.
La diputada del Partido Acción Nacional, María de Jesús Mendoza Sánchez, también exhibió diversas contradicciones e irregularidades entre lo que establece el Código Penal y la propuesta aprobada.
Falta certeza jurídica
El diputado del Partido Movimiento de de Regeneración Nacional (Morena), Ericel Gómez Nucamendi, subrayó que su voto era en contra del dictamen por razones de técnica jurídica, toda vez que el orden propuesto para la sesión genera una falta de certeza jurídica y lesiona el principio de supremacía constitucional, puesto que la definición del tipo penal del aborto propuesta contraviene el espíritu de la Constitución actual. “Presidente, también solicito que se asiente en el acta de la sesión el razonamiento de mi voto”.

Una vez aprobada la reforma al Código Penal, el presidente de la mea directiva, Morales Niño, decidió suspender la sesión ordinaria por no existir condiciones de seguridad, a pesar de que aún quedaban diversos dictámenes de comisiones por votar, entre ellos, los de la reforma constitucional que dan legalidad a la reforma aprobada al Código Penal.

fuente nvinoticias