martes, 17 de septiembre de 2019

Pega Magisterio su Antigrito

El secretario general de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Eloy López Hernández, convocó a sus compañeros a luchar como los héroes nacionales de la Guerra de Independencia para lograr que sus reclamos sean incorporados en las leyes secundarias de la nueva reforma educativa.


Durante el Grito Magisterial y Popular, realizado en el zócalo de Oaxaca de Juárez antes del Grito oficial, el dirigente sostuvo que el magisterio oaxaqueño, junto con el pueblo y los padres de familia, necesitan mantenerse en resistencia y no bajar la guardia o agachar la cabeza ante el gobierno.
“Jamás nos debemos doblegar, al contrario, tenemos que mantener siempre el puño izquierdo en alto, para decir que no estamos de acuerdo con las leyes secundarias de la reforma educativa, porque pretenden seguir manteniendo al neoliberalismo y al capitalismo”, asentó.
Por eso, expuso que el magisterio oaxaqueño necesita mantener vivos a los héroes nacionales para seguir en una lucha constante no solamente por libertad, sino con la finalidad de alcanzar una educación digna.
“Debemos seguir luchando, para estar vigilantes en el proceso de discusión de las leyes secundarias y se vayan cumpliendo las propuestas de la CNTE, pero especialmente de la gloriosa Sección 22”, señaló.
Lanzan ¡vivas!
Ante esto, destacó que el magisterio oaxaqueño seguirá exigiendo el derecho a una educación digna y sobre todo, a respetar verdaderamente el artículo tres de la Constitución Política federal, a pesar de sus compañeros caídos y presos.
En el acto, López Hernández lanzó vivas a México, a los héroes de la Guerra de Independencia, Hidalgo, Morelos, Guerrero, Galeana, Josefa Ortiz de Domínguez, Allende, Leona Vicario y Matamoros.
Pero también a la democracia sindical, a los 43 normalistas de Ayotzinapa, los caídos del 19 de junio en Asunción Nochixtlán, “al general” Rubén Núñez Ginez –ex secretario general de la Sección 22 del SNTE–, a todos los luchadores sociales que han dado su vida al pueblo y a los luchadores anónimos del campo y la ciudad que ofrendaron su vida para defender la libertad, la justicia y la democracia.
Además, a los padres y madres de familia que en la búsqueda de sus hijos desaparecidos en Ayotzinapa han dado una sublime enseñanza de dignidad, a los pueblos originarios en resistencia, a la Sección 22 y a la CNTE.

fuente nvinoticias