miércoles, 20 de mayo de 2020

EL DIPUTADO MAURO CRUZ SÁNCHEZ DEL DISTRITO VIII, CON CABECERA EN LA H. CIUDAD DE TLAXIACO, OAXACA, PRESENTO ESTE MIERCOLES UNA INICIATIVA A FAVOR DE LA DEMOCRACIA DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA BENITO JUÁREZ.



Mauro Cruz dijo que La Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca, tiene su origen, en la garantía constitucional de la autonomía universitaria, misma que la ejerce a través de sus órganos de gobierno, los cuales, tienen el deber de autogobernarse democráticamente, respetando los principios constitucionales y legales que rigen el sistema democrático del estado mexicano.

La Ley Orgánica de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca, es una ley con esencia democrática y valores universitarios, dado que esta institución, imparte educación pública, enfocada a desarrollar todas las facultades del ser humano y fomentar en él, el amor a la Patria, el respeto a los derechos humanos y la conciencia de la solidaridad internacional, en la independencia y en la justicia, tal y como lo dispone el artículo 3º (tercero) de nuestra carta magna.

Por eso, en la Ley orgánica de la Universidad se contienen normas jurídicas en la que se instituye, como un derecho y un deber de todo miembro de la comunidad universitaria, el participar en los procesos de elección de las autoridades universitarias que se eligen por este medio. Tal participación, la ejercen los universitarios mediante la emisión de su sufragio, con el que expresarán su voluntad.

Este voto, que emiten los universitarios, sirve para garantizar la vida institucional democrática de la Universidad y la correcta elección de las autoridades universitarias, pues la misma ley, garantiza la emisión del voto uninominal, libre y secreto, además de apegado a los tiempos, requisitos y procedimientos de ley.           

De esta forma, la vida democrática universitaria, ha caminado con normalidad, con la correcta participación universitaria y con apego a la ley, sin embargo, el día 14 de mayo del 2020, concluyó el periodo de cuatro años para el que fue electo Rector, el Doctor Eduardo Bautista Martínez, pero este fue prorrogado en el ejercicio de funciones esenciales del mismo cargo, por el Consejo Universitario, pues así, se publica en la página electrónica oficial de la Universidad y en diversos medios de comunicación impresos, electrónicos, radio y redes sociales.

De un análisis de esta nota, se puede ver que, el Consejo Universitario funda su resolución en los artículos 18, 34 y 40 de la Ley Orgánica vigente en la Universidad, disposiciones legales que resultan inaplicables al caso específico, dado que contravienen el primer párrafo, del artículo 41, de esta Ley, que dispone que: 

“… EL RECTOR ES LA AUTORIDAD EJECUTIVA MÁXIMA, SU REPRESENTANTE LEGAL Y PRESIDENTE DEL CONSEJO UNIVERSITARIO, DURARÁ EN SU CARGO CUATRO AÑOS IMPRORROGABLES Y NO PODRÁ SER REELECTO PARA EL PERÍODO SUCESIVO INMEDIATO.

…”

Es decir, al prorrogar el mandato del Rector, se contraviene una disposición de orden público, que expresamente prohíbe prorrogar el periodo de cuatro años, sin que la ley haga excepción alguna, para que autoridad u órgano de gobierno universitario le pueda prorrogar el periodo establecido en la ley, sea por caso fortuito, fuerza mayor u otra circunstancia. Además, de que el Consejo Universitario, debe ceñir su actuación a lo que dispone la ley y no auto legislar a modo y en sentido opuesto al espíritu de la ley que rige a la Universidad.

Si bien es cierto, que la nación y el mundo cursa por una pandemia provocada por el COVID – 19, ello, no es motivo para distorsionar el espíritu de la norma jurídica, solo para prorrogar en el cargo quien ya tiene una prohibición expresa en la ley, pues, al concluir el mandato del Rector el día 14 de mayo del 2020, a partir del día 15, del mismo mes y año, ya estamos en presencia de una ausencia total de Rector, dado que por la misma pandemia, no se puede llevar a cabo el proceso electoral en la Universidad para elegir al Rector, situación que pudo haber sido resulta con los supuestos hipotéticos previstos en los artículos 46, 47 y 48 de la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca.

Por ello, propongo una reforma al artículo 48 de la indicad ley orgánica, con la que se pretenden tres situaciones:

1.- Que las ausencias temporales o definitivas del Rector, sean cubiertas de acuerdo al tiempo en que se den por: el Secretario General, por un Rector Provisional o un Rector Interino.

2.- Que, ni el Rector Provisional o el Rector Interino, puedan participar en el proceso electoral siguiente; y,

3.- Que, nadie se prorrogue en el cargo más allá del tiempo permitido, porque ello atenta contra la democracia y los valores universitarios establecidos en la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca.