jueves, 12 de noviembre de 2020

LXIV legislatura local debe ser ejemplo de que se cumpla la paridad de género.

 


* Una mujer debe presidir la Mesa Directiva del Congreso del Estado, tal como sucedió en la JUCOPO.


Denominada como “Congreso de la igualdad de género“, la LXIV Legislatura Local debe ser un ejemplo claro y contundente de que la paridad de género sea una realidad y se cumpla a cabalidad, porque las mujeres son capaces de ocupar espacios en la toma de decisiones y tienen derecho a las mismas oportunidades.


Por ello, corresponde a las diputadas de todas las fracciones políticas representadas en el Congreso del Estado, reafirmar este compromiso con la paridad de género, proponiendo a una mujer para que ocupe la Presidencia de la Mesa Directiva.


Hasta ahora, con la elección de la diputada Delfina Guzmán Díaz,        como Coordinadora de la Fracción Parlamentaria de Morena y presidenta de la Junta de Coordinación Politica (JUCOPO), las cosas van bien o sea se cumplió con la paridad de género, pero eso no es suficiente,   ahora también una mujer debe presidir la Mesa Directiva, para el último año de la actual Legislatura, tomando en cuenta que el primero y segundo año, este cargo estuvo en manos de Diputados varones, César Morales Niño, del PT y Jorge Villacaña, del PRI, respectivamente.


Ante los cambios políticos que viven el país, se requieren acciones afirmativas de Igualdad de género para garantizar los derechos fundamentales entre hombres y mujeres, sólo así, se podrán promover y acelerar la participacion politica de las mujeres, ¡es momento de eliminar la exclusión histórica.


Ojalá todas las diputadas sin importar el color se pongan de acuerdo y con sensibilidad y madurez política elijan a una de ellas como presidenta de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, lo que también sería un referente para legislaturas de otras entidades.