jueves, 26 de noviembre de 2020

Uber, Didi, Cabify y Beat no contribuyen a mejorar la ola de violencia contra las mujeres, que se ha convertido en una epidemia más para ellas.

 



Se estima que en México de tres años a la fecha se han abierto al menos 457 carpetas de investigación contra chóferes de Uber y Didi por diversos delitos, entre los que destacan; secuestro, abuso sexual, robo y acoso contra mujeres, por lo que el Consejo Nacional de Seguridad Privada considera que se deben endurecer las penas contra los conductores de taxis vía app que cometan un delito de género contra usuarias de dichas plataformas.


Este modelo de negocio de economía compartida, corre el riesgo de seguir perdiendo clientes por la conducta inadecuada de sus chóferes y la cultura de la cancelación que se ha puesto de moda.