miércoles, 20 de enero de 2021

Buscan prohibir envases contaminados con bisfenol en menores de 3 años; Horacio Sosa pide evitar “pandemia futura”

 *


*


•El compuesto sintético se encuentra en recipientes empleados para almacenar alimentos para niños de edad temprana, así como botellas, platos, globos, vasos y juguetes.


San Raymundo Jalpan, 20 de enero 2021.- Cáncer de mama, diabetes, obesidad, enfermedades neurológicas, déficit de atención, Parkinson, cáncer de tiroides y trastornos cardiovasculares, son algunas de las enfermedades que pueden desarrollarse de no prohibir la compra, venta, uso, distribución de bisfenol (BPA) en envases utilizados para almacenar alimentos para niños, así como botellas, platos, globos, vasos y juguetes.


Ante dicha amenaza de salud pública, el Diputado por morena, Horacio Sosa Villavicencio, presentó hoy una iniciativa para prohibir la comercialización y elaboración de productos que tengan contacto directo con alimentos y bebidas para niñas y niños menores de 3 años, como latas de alimentos y biberones.


Horacio Sosa explicó que en países como Estados Unidos, Canadá, España, Francia, Bélgica, China y Dinamarca han prohibido la venta de envases o contenedores de plástico que contengan bisfenol, destinados a estar en contacto con alimentos para niños pequeños. 


El Diputado de morena argumentó que el bisfenol es un compuesto sintético constituido por carbono, hidrógeno, oxígeno y se obtiene por la condensación de potentes fungicidas, bactericidas, sanitizantes y desinfectantes provocando cambios metabólicos como: la menstruación adelantada en niñas, la posibilidad de generar diabetes y cáncer en el páncreas e hígado.


“Es una serie de sustancias químicas capaces de alterar el sistema hormonal del organismo humano y generar su disfunción, lo que puede llegar a causar diferentes enfermedades como: cáncer de mama, diabetes, obesidad, enfermedades neurológicas trastornos del comportamiento, déficit de atención e hiperactividad, enfermedad de Parkinson, cáncer de tiroides o trastornos cardiovasculares”, explicó Sosa Villavicencio.


Hizo hincapié en que el BPA se encuentra en recipientes empleados para almacenar alimentos para niños a temprana edad, así como botellas, platos, globos, vasos y juguetes.


Por otro lado, explicó que se ha demostrado que existe migración de BPA desde los envases al alimento entrando al organismo por vía digestiva, siendo una de las principales fuentes de exposición en los humanos.


“Los materiales que permanecen en contacto con los alimentos son un punto clave de contaminación por eso deben estar evaluados y regulados para su utilización”, puntualizó Villavicencio.


Horacio Sosa, mencionó que el bisfenol se ha detectado en varias matrices ambientales como suelos, aire, alimentos, agua potable de consumo, peces, animales silvestres y en tejidos humanos.


“El BPA está relacionado con el medio ambiente por diferentes formas: Descomposición de muchos productos domésticos que contienen bisfenol como recipientes de alimentos enlatados, recipientes para bebidas, cremas de uso doméstico, disposición de aguas residuales industriales desde las instalaciones de producción industrial y por la quema de plásticos”.


Asimismo, mencionó que derivado de los estudios que se han realizado se han mostrado daños en próstata, corazón, tamaño del cuerpo y estructura del cerebro.


La propuesta del diputado Horacio Sosa Villavicencio fue presentada en la sesión ordinaria de este día y turnada a comisiones para su análisis y posible aprobación en días próximos.