lunes, 27 de septiembre de 2021

Convoca IEEPO a la unidad en bicentenario de la Consumación de la Independencia

El director general del Instituto, Francisco Ángel Villarreal, afirmó que esta fecha significativa motiva a trabajar por la educación integral en ambientes de igualdad, respeto y solidaridad
Oaxaca de Juárez, Oax. 27 de septiembre de 2021.- En el marco del bicentenario de la conmemoración de la Independencia de México, el director general del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), Francisco Ángel Villarreal, afirmó que esta fecha significativa para la historia del país, motiva a que unidos, sociedad y gobierno, se continúe el camino hacia el fortalecimiento de una educación de calidad.

“La unidad fue lo que hizo posible la Independencia de México y permitió que se diera el gran salto hacia una nueva etapa de la historia nacional; en la actualidad, sigue siendo la unidad lo que nos da la fortaleza para seguir avanzando y escalar hacia nuevos niveles de desarrollo y bienestar”, mencionó.

El Director General del IEEPO, apuntó que hoy las niñas, los niños, adolescentes y jóvenes viven otra realidad y como el centro de atención en el presente son sujetos de derechos y de protección; reciben, desde las aulas y con el acompañamiento amoroso de sus familias una educación integral en ambientes de igualdad, respeto y solidaridad, y se preparan para la vida como los futuros transformadores de nuestra sociedad.

Datos históricos señalan que el 27 de septiembre de 1821 una multitud expectante esperaba la llegada del ejército comandado por el coronel Agustín de Iturbide. Hombres y mujeres de todas las edades lucían distintivos con los colores de la nueva bandera como emblema de la independencia: el verde simbolizando la independencia, el blanco la fe y el rojo, la unión entre mexicanos y españoles. Hoy simbolizan la esperanza, la unidad y la sangre de los héroes que murieron por nuestra patria.

También, hace 200 años, las niñas, los niños y los jóvenes, también tuvieron una participación importante en la vida pública del país. Muchos incursionaron en los campos de combate en la guerra de independencia como José Timoteo Rosales (11 años), Vidal Alcocer (13 años), Pedro María Anaya (16 años) y Antonio López de Santa Anna a los 16 años, ayudando a consumar el movimiento.

Francisco Ángel Villarreal invitó a que, en esta fecha, las familias recuerden con orgullo el legado de quienes lucharon para dejarnos una nación libre, independiente y soberana.